Cuando formateamos un equipo sin usar el recovery (que ya llevan muchos ordenadores), y ponemos Windows 7 desde un cd/dvd, nos encontraremos que todo el proceso de formateo nos va a instalar el sistema en una particion y va a reservar otra pequeña partición para los archivos del sistema.

Esto en principio no es un problema pero si es un gran engorro para todos aquellos que luego tenemos la costumbre de hacer imagenes de la partición C: del sistema con programas con Macrium Reflect o Acronis. Esto te obliga a hacer copia de varias particiones, y eso complica la cosa más, cuando seria tan sencillo como hacerlo de una y punto.

La clave para hacerlo consiste en que la partición en la que vayamos a instalar el sistema operativo sea una partición activa. Para ello, la formateamos previamente con algún programa del tipo Partition Wizard la ponemos como activa.

La información para este post la he sacado del articulo encontrado en Daniel Martín’s blog

Abrir chat
1
Hola soy Antonio Bravo, profesor de informática en Zaragoza. Usa este chat unicamente para solicitar información o cita para mis clases (no hago soporte por remoto ni resuelvo dudas por whatsapp). Gracias...